La música como elemento integrador y sensitivo en una exposición.

Castellano Parte Superior / Valencià Part Inferior

LA MÚSICA COMO ELEMENTO INTEGRADOR Y SENSITIVO EN UNA EXPOSICIÓN. 

¿Cómo se puede dinamizar una exposición? Pues a través de los sentidos. No todo debe ser mirar y mirar, A veces hay que recurrir a otros sentidos para captar la atención del visitante en las exposiciones. En una exposición pueden haber elementos interactivos como los manipulativos táctiles (touch me); olfativos (como el Museo de los Aromas); del gusto (una cata por ejemplo en el museo del chocolate) o mediante el sentido del oído. ¿Qué os parecería disfrutar de una exposición de arte, mientras de fondo escuchas a Mozart, Bach, The Beatles, Bowie o alguna BSO de alguna película? Peculiar, ¿verdad? pero ¿y por qué no? ¿Debe ser todo silencio? ¿No es la música un elemento inspirador y sensitivo? Pues hagamos uso de ello (con moderación).

Este verano, fui con @GuKultur a la exposición temporal “Entre los Mundos”, el chamanismo en los pueblos de Siberia en el MUVIM (Valencia). Siempre me han llamado la atención las exposiciones de trajes, así que fuimos a curiosear. Y salimos muy sorprendidas, y para bien, de la exposición. La colección era interesante, pero lo que más me llamo la atención no eran los objetos, sino la museografía. Lo siento, no lo puedo evitar. Nada más entrar, la música te envuelve en un ambiente diferente. Música de fondo sí, pero a la vez, como elemento vertebrador entre la colección y el chamanismo y todo ese fondo místico que hay detrás de esa palabra con el visitante. Música llena de tambores y otros instrumentos musicales que envuelven cada rincón de la sala y te adentran en un mundo imaginativo a través de los objetos que observas. A la vez, la música se intercalaba con efectos sonoros de pájaros, vientos fuertes y otros, dándole a la exposición un aire misterioso y mágico.

Tal vez, a las museólogos que trabajaron en esta exposición, les parezca raro que no me fijará más en la colección, pues por su material y procedencia (Museo ruso de Etnología) no habrá sido fácil conseguir y exportar todos esos objetos, o en las vitrinas de poliuretano (que me gustaron mucho) pero también estoy segura de ello, que la exposición no hubiese sido la misma sin ese factor musical.

¿A favor o en contra de utilizar en algunas exposiciones temporales el uso de música? ¿Qué pensáis? Como siempre, vuestros comentarios y opiniones por aquí o Twitter son más que bienvenidos.

Así que os recomiendo que visitéis esta exposición en el MUVIM y si queréis, me comentáis vuestras impresiones y experiencias. Tenéis hasta el 11 de noviembre del 2013 para poder ir. ¡No os lo perdáis!

MKLNKLNLK

exposicion chamanismo MUVIM

la foto

jkljlkjl

 PD: Os pido perdón por la calidad de las fotografías. Es lo que tiene hacer fotos con tu iphone y sin flash en una sala con muy poca iluminación.

LA MÚSICA COM ELEMENT INTEGRADOR I SENSITIU EN UNA EXPOSICIÓ.

Com es pot dinamitzar una exposició? Doncs a través dels sentits.
No tot cal que siga mirar i mirar, a vegades hi ha que recórrer a altres sentits per captar l’atenció del visitant en les exposicions. En una exposició pot haver-hi elements interactius com els manipulatius tàctils (Touch me); ofaltius (com el Museu dels Aromes); del gust (una cara per exemple al Museu del Xocolate) o mitjançant la oïda. Què vos pareixeria gaudir d’una exposició d’art, mentre de fons escoltes a Mozart, Bach, The Beatles, Bowie o alguna BSO d’alguna pel·lícula? Peculiar, veritat? però, i per què no? Cal ser tot silenci? No és la música un element inspirador i sensitiu? Doncs, fem-hi ús (amb moderació).

Aquest estiu vaig anar amb @GuKultur a l’exposició temporal “Entre els Móns”, el xamanisme en els pobles de Sibèria en el MUVIM (València). Sempre m’ha cridat l’atenció les exposicions de vestits, així que anàrem a veure. Sortirem molt sorpreses i per a bé de l’exposició. La col·lecció era interessant, però el què més ens va cridar l’atenció no eren els objectes, sinó la museografia. Ho sent, no ho puc evitar. Res més entrar-hi, la música t’envolta en un ambient diferent. Música de fons sí, però al mateix temps, com element vertebrador entre la col·lecció i el xamanisme i tot aquest fons místic que hi ha al darrere d’aquesta paraula amb el visitant. Música plena de tambors i altres instruments musicals que envolten cada racó de la sala i t’endinsen en un món imaginatiu a través dels objectes que observes. Al mateix temps, la música s’intercalava amb efectes sonors de pardals, forts vents i altres, donant-li a l’exposició un aire misteriós i màgic.

Pot ser als museòlegs que treballaren en aquesta exposició, els parega estrany que no em fixara més en la col·lecció, doncs pel seu material i procedència (Museu Rus d’Etnologia) no haurà sigut fàcil aconseguir i exportar tots aquests objectes, o en les vitrines de poliuretà (que m’agradaren molt) però també hi estic segura, que l’exposició no hagués sigut la mateixa sense aquest factor musical.

A favor o en contra d’utilitzar en algunes exposicions temporals  l’ús de música? Què hi penseu? Com sempre els vostres comentaris i opinions per ací o Twitter són més que benvingudes.

Així que vos recomane que visiteu aquesta exposició en el MUVIM i si voleu, em comenteu les vostres impressions i experiències. Teniu fins al 11 de novembre del 2013 per poder anar-hi. No vos ho podeu perdre!

MKLNKLNLK

exposicion chamanismo MUVIM

la foto

jkljlkjl

 PD:Vos demane perdó per la qualitat de les fotografies. És el problema de fer fotos amb el teu iphone i sense flash en una sala amb poca il·luminació.

18 comentarios en “La música como elemento integrador y sensitivo en una exposición.

  1. Antes de nada ¡enhorabuena por el post!

    La música en las exposiciones es muy importante y no son pocas las muestras que cuentan con ella para ambientar la muestra.

    A continuación tres ejemplos que se me vienen a la cabeza:

    -La exposición itinerante Cabaret del Museo Casa Lis: se recreó perfectamente el ambiente de la época dorada del cabaret en París y Berlín con los aromas que se podían respirar en aquellos ambientes (como el tabaco o algunos perfumes) y las canciones que estaban de moda y que al escucharlas nos hacen pensar inmediatamente en los años 30.

    – Jean Paul Gaultier en Fundación Mapfre: nada mas entrar en la primera sala se podía escuchar la voz del mismo diseñador y música religiosa de fondo que iba que ni pintada para acompañar las creaciones de su colección de Alta Costura inspirada en las vírgenes andaluzas.

    -Las Edades del Hombre: si no recuerdo mal, en estas exposiciones la música sacra se oye de fondo durante toda la visita.

    En estos tres casos la música es fundamental: de Cabaret y las edades del hombres sales como si vinieras de otras época…pero seguramente hay ejemplos de exposiciones en las que la música sobra o simplemente no aporta nada.

    Has sacado un tema muy muy interesante y espero que la gente se anime a comentar🙂

    ¡Saludos!

    • “Deseo concebido” (aunque en Twitter). Me gusto mucho la charla que tuvimos nocturna todas. De la exposición de Lis me acuerdo perfectamente. Es más, fui dos veces, una con mis amigos y otra con el director del Museo, que nos explico con todo lujo de detalle el montaje expositivo, desde la música, los vídeos a los aromas que había. Y la disfrute mucho. Sin la música, esa exposición no hubiese tenido tanto encanto, ni hubiese sido la misma. Fue una buena táctica utilizar la música como elemento dinamizador de la exposición y viajar a través del tiempo.

      La de “Las edades del hombre” fui también, pero no recuerdo la música, porque la exposición me aburrió mucho (no es mi temática preferida) y no preste demasiada atención. Y de la de Gaultier me fío de tu palabra, pues a esa no he ido. Pero lo que queda claro, es que se uso la música en estas exposiciones y funciono. Ojalá veamos más a menudo utilizar este recurso en algunas exposiciones (siempre y cuando este contextualizada y tenga una razón de sí).

      Muchas gracias por contar tu experiencia Ana. Saludos!

  2. Espero que se vaya extendiendo la tendencia de acompañar con música las exposiciones, rectifico: no como acompañante, como un elemento más, añadiría al título “elemento contextualizador”
    La última vez que he sido consciente de la importancia de este elemento fue este verano en el Museo Casa Lis en Salamanca, estoy segura que sin la compañia musical mi visita no hubiera sido tan completa.

    • Contextualizador, dinamizador…🙂 veo que es una idea que nos atrae a muchos. Yo también pude disfrutar de esa exposición ya hace tiempo, y sé de lo que hablas. Entre la música que se escuchaba de los vídeos con señoritas bailando charleston y por otros lados del museo, recreando ambientes de la Alemania de la época, y posteriormente, sino recuerdo mal, de EEUU, te transportaban a esos espacios, y a ese tiempo. Como ya te comente en Twitter, yo mentalmente bailaba (y como no, con lo pegadiza que es la música, verdad?). Gracias por comentar tu experiencia Rut

  3. Hi ha en Alemanya un museu, concretament en Gronau (prop de la frontera amb els Païssos Baixos), dedicat a la música popular des del segle XIX fins l’actualitat. Des del vals fins la música pop, passant pel fox trot, el swing, el rock, el dance, la música llatina….i a banda de que tens accés a una gran quantitat de música (quasi tots els hits any per any dels darrers 150 anys) el que més em va agradar és una sala en la que intercalen la música més coneguda de cada moment amb gravacions històriques, així podies escoltar Lily Marleen amb els discursos de Hitler, els Beatles amb l’arribada de l’home a la lluna, els Rolling amb les protestes contra la guerra de Vietnam, etc. Em va semblar molt interessant primer perquè ajuda a contextualitzar la música i segon perquè t’ajuda a completar cada època amb el seu rerefons cultural. Paga la pena una visita, malgrat que està lluny de qualsevol ruta turística (la ciutat més coneguda propera és Müster).
    Aquí està la pàgina web (malgrat que solament la tenen en alemany) http://www.rock-popmuseum.com/

    • M’encanta els exemples que poses de les teues experiències en Alemanya Aitor. Molt interessant tot. La música,ens pot ajudar a transmetre un missatge o una idea molt millor de vegades que un text. I si està ben contextualitzat, pot recrear un ambient únic en una sala d’un museu. Per això, utilitzant-la bé i amb moderació, és un recurs barat i dinamitzador que poden utilitzar les institucions.

  4. Muy interesante el relato de tu experiencia. Me parece una idea maravillosa acompañar las exposiciones con una buena selección de música, una manera de expandir los sentidos. Será necesario ver como se adapta el público

    • Gracias Ariel! a ver si algún Museo más abre fronteras y se atreve a poner música en alguna de sus exposiciones temporales o permanentes. Siempre es interesante ver cosas nuevas y sentir nuevas experiencias en los espacios museísticos que no te esperabas ver. Son toda una sorpresa para los sentidos😉

  5. Desde luego en las exposiciones de corte más contemplativa que interactiva para mí la música que ponga al visitante en contexto es imprescindible; en museos más interactivos puede no ser tan necesaria si son de los que normalmente generan barullo.

    Ahora mismo, y viendo las noticias sobre el Prado de tantas pérdidas de visitantes en tan poco tiempo, pondría “Las Lluvias de Castamere” en un loop desde la hora de apertura hasta la de cierre.

    • jijijiji sólo esa canción? al final terminarían aburridos los visitantes, a pesar de ser una gran canción. En Twitter comentamos la posibilidad de poner música como elemento dinamizador en algunas exposiciones. Por ejemplo, para Arte Contemporáneo, pues música de nuestros tiempos, no sé, como The Who por ejemplo. O la posibilidad de crear listas en Spotify para que un visitante pueda escucharla en su smartphone mientras realiza la visita, tal y como ha hecho el Museo de Londres. https://play.spotify.com/user/museumoflondon/playlist/5ORo5IY0EaomdCLZSJKRL6?play=true&utm_source=open.spotify.com&utm_medium=open O algo más clásico como el del Museo del Romanticismo (Madrid) http://t.co/QVV1AIOxoF y aunque en este caso, la experiencia es solitaria, tú, tus cascos, la música y el museo, no deja de ser interesante que te ofrezcan esta posibilidad.

      Tal vez el Museo del Prado podría probar con las listas en Spotify. Javi me comentaba que el otro día estuvo en el Prado, y la música de fondo, como un elemento museográfico más, estaría muy bien para apagar el murmullo y barullo de los visitantes.

      Gracias por tu comentario Isma. Si sabes algún ejemplo parecido en algún Museo de Edimburgo, cuéntalo!!😉.

      • Vi lo del Twitter pero no había leído todavía el post, no iba a meterme sin saber😛
        Lo de las listas de Spotify es interesantísimo, aunque por una parte las obras de arte no sugieren lo mismo a todos y elegir la selección se me hace complicado… por otra es muy innovador y agradable encontrarse con una opción así.

        En el Prado por ejemplo, sería fácil hacer una selección por el corte de las obras y tal… exactamente para lo que dice Javi, que es un problema en muchos museos.

        Hasta donde se, y probablemente me equivoque, no tenemos música en los museos de aquí, del que más me se no hace falta porque es muuuuuy interactivo y visitado; te iba a gustar, hay miles de sitios donde pone “please, touch!”

  6. Pingback: La música como elemento integrador y sen...

  7. mándaselo a Zugaza,
    hace mucho que lo dije en internet, y lo he dicho repetidamente, no se me ocurre mejor sitio para ensayar un cuarteto de cuerda o un violinista o un pianista que el Prado, No tendría que ser enlatada la música necesariamente como sospecho propones…, pero el día que te des cuenta que los directores de museos no están puestos para alegrarnos la vista sino para hacer pasta controlando el acceso de la chusma, que somos nosotros, te vas a llevar una decepción.
    De hecho en las recepciones “especiales” por la noche para los seres especiales amigos del Prado SI HAY MÚSICA Y EN DIRECTO.

    • Una pena que no se utilice la música en las salas expositivas de los museos, ya sea el Prado u otros museos. Estoy segura de que muchos disfrutaría más las obras de arte o cualquier exposición de otra índole. Muchas gracias por tu opinión😉

  8. Pingback: IX Jornada de Patrimonio Cultural de La Pedrera | MundoInterior

  9. Estoy completamente de acuerdo Sara. La música le daba ese carácter mágico a la exposición y debería ser un recurso museográfico mucho más frecuente. Además, otro elemento que me encantó fueron las vitrinas. No eran vitrinas al uso, eran vitrinas que estaba diferenciadas con sútiles cajones con el borde tintado de colores. No sé si en las fotos se puede llegar a apreciar. Este tipo de vitrinas hacía que los objetos estuviesen como “flotando” en la sala y las cartelas eran muy sutiles. También me gustó mucho la colección pues es una cultura muy distinta a la nuestra con un imaginario completamente diferente al nuestro. En conclusión una exposición y museigrafía 100% recomendable.

  10. 🙂 de normal el MUVIM suele hacer exposiciones temporales interesantes y con cierta innovación. Esperemos que sus comisarios continuen trabajando tan bien como hasta ahora. Muchas gracias por tu comentario Rosa😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s